Despedida de Daniel

En realidad, no nos despedimos de Daniel, sólo nos fuimos de fiesta, con toda la parafernalia erótica-festiva incluida. Cómo colofón a la fiesta, nuestro amigo Joaquín, aka Tati, nos deleitó con múltiples caídas y abrazos.

Volviendo a casa

SHARE :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *